29.6.17

Túnel

Decidí amarme, mucho más de lo que una vez amé.

Lo he vuelto mi rutina placentera, la cotidianidad no me pesa, porque lo volví mi forma de sentir que aún existo, que volví de las entrañas de aquel túnel, que rasgue en las paredes de tu abismo ... hasta dar conmigo.

Lo hice con esfuerzo, no tuve miedo, porque nada había para perder de nuevo.

Ahora, cuando desnudo mi cuerpo y me posiciono frente al espejo, no desvío la mirada, no eclosiono entre lágrimas ni contengo los suspiros.

Mi mente,  me recorre despacio y con suavidad, ella encuentra el camino hacia mi hogar.

Jueves de Relatos en casa de CHARO

28.6.17

Espiritual e ingrávido


Si esta noche estuvieras aquí... acompañando mis sueños... en forma espiritual e ingrávido... si pudieras llegar hasta mis aposentos te contaría mis fantasías ... mis perturbadores sueños ... mi deseo más íntimo... donde termina mi realidad y habita mi verdadera esencia, mi universo interno... 

Esta es mi noche, donde mi ser se eleva, dejando detrás un cuerpo tibio, apacible, mi espíritu percibe que cerca se encuentra otro espíritu, y susurro en tu cuello, como un secreto confesado a la luz de las estrellas, verbos no conjugados... erotizados, dejo caer en tu esencia seductoramente, gotas de miel... besos de fuego... palabras desnudas... suave y delicadamente... rozando el lóbulo de tu oreja con mi lengua, murmuro, sueños de mis noches solitarias, donde habita la guerrera en constante lucha por sus aventuras, recreadas en mi mente y de la punta de mis labios las sumerjo en una lengua resistente y poderosa ... tu lengua.

Te entregaría mi deseo más íntimo, sin miedo ni vergüenza, lo que por pudor jamás me atreví a confesar, de tu mano... saltando al vacío. 

Si esta noche estuvieras aquí, espiritual e ingrávido, serías mi pecado más íntimo ... Estremeciendo a la luna haría realidad tus fantasías más perversas y en lo profundo de tu alma, mi alma quedaría anclada.

Si esta noche estuvieras aquí ...


24.6.17

De reencuentro

Volver de entre las cenizas
en cada anhelo que imagino
en cada sueño que percibo.
Volver a sentir cuando te nombro
y acudes a mi llamado, 
volando presurosa
a enredarte por mis costados.
Volver cada noche
derretida entre mis brazos.
Porque cuando mi pecho
susurra tu nombre,
la noche entibia tu esencia
la empuja hasta mis sueños
volviéndome una ... conmigo.